Es la armazón biosíquica con que se nace, es una predisposición natural que se organiza de un modo típico en cada uno para responder a los estímulos y para dirigir la energía. Todas las predisposiciones heredadas, innatas y no aprendidas forman parte del biotipo, que profundamente es un centro básico el que predomina y luego subtipos al desatacarse una parte y una subparte. Así se admiten 4 tipos básicos (1) los somáticos, los motrices, los emotivos y los intelectuales y luego 12 subtipos que ordenadamente resultan.

Los Somáticos

Tienen predominio de la función vegetativa, el cuerpo, la base orgánica. La estructura corporal se presenta con predominio del torso algo alargado, piel blanco-marmórea, una reacción lenta como por ejemplo el andar. Gestos tranquilos y pegados, y un vestir cuidadoso. Orgánicamente predomina el sistema linfático y el tejido de sostén y mesodermo.

Los Motrices

Predomina la función motriz. La estructura corporal es angular y maciza. Se destacan los miembros, la piel es rosa oscuro, la reacción es veloz. El andar es veloz, amplio y directo. Gestos quebrados y veloces. Un vestir variable. Predomina orgánicamente el tejido muscular, sistema conector y endodermo.

Los Emotivos: Predomina la función emotiva y con estructura corporal redondeada, se destaca el torso. Piel rosa-claro, reacción veloz y andar lento y amplio. Gesto armónico y vestir vistoso. Orgánicamente se da el sistema sanguíneo respiratorio en conexión con el sistema límbico. Se destaca el peridermo.

Los Intelectuales

Predomina la función intelectual. La estructura corporal: rectas y largas. Predominan los miembros, piel oscura. Reacción media-veloz, andar rápido y corto, gestos veloces y plegados, un vestir serio y orgánicamente predomina el sistema nervioso.

Como dijimos, en cada biotipo se da una parte especial del centro que lo define, esta parte se conecta por relación de simpatía con las partes homólogas de los otros centros, así por ejemplo: un emotivo motriz, conecta las otras motricidades (la m. del I, la M. de la M y la M. de l S), así se amplía el espectro de posibilidades innatas a los otros centros.

Entonces los 4 tipos básicos son: I M E S

Que dan lugar a los 12 subtipos según predomine en ellos la parte Emotiva, Intelectual y Motriz. Denominando de un modo aproximativo a cada subtipo, tenemos:

Subpartes

Intelectual

Emotivo

Motriz

Biotipo

Intelectual

Planificador Curioso Imaginativo

Emotivo

Intuitivo Susceptible Pasional

Motriz

Proyectista Esteticista Habitual

Somático

Corporal Ávido Instintivo

Como puede comprobarse, el bio-tipo es en rigor un desarrollo innato de un centro y una parte, es decir que uno nace, en lo profundo, con una gama inherente de posibilidades, esto que aparentemente es una limitación, es en rigor un don de fortuna, ya que uno cuenta con elementos propios que puede movilizar sin esfuerzo, sin tener que adoptarlos costosamente; el problema está en que en el ambiente inmediato no hay instrucciones al respecto para comenzar cualquier educación o autodesarrollo a partir de esto, así que en vez de contar con lo innato como apoyo para futuros desarrollos, se lo desconoce y surgen así contradicciones, por ejemplo un emotivo quiere ser más motriz, produciendo un conflicto por desconocimiento de sus posibilidades innatas. Pero esto no es más que una consideración, lo que simplemente importa es “qué hace con la energía cada biotipo”, si la despilfarra, la mal-invierte desbordando sus posibilidades, si las canaliza o qué. Estos es lo importante y no distraerse en cuestiones que se hacen cada vez más periféricas. Si el sujeto limita su energía en lo que le es inherente y afirma su parte innata, los otros centros se armonizarán con el apoyo de éste y se dinamizarán energéticamente también.


(1) Ver los Tipos Humanos, en “Siloísmo” ya citado.