El Movimiento es permanente, los organismos son transitorios. La creación, modificación, desprendimiento o cancelación de un organismo, es fijada por los lineamientos estratégicos del Movimiento. El mismo criterio vale para los organismos no creados por el Movimiento, pero que son orientados por éste. En cuanto al desprendimiento, se lo debe entender como la decisión de que un organismo sea librado a su propia dinámica por el retiro de los miembros del Movimiento. La ubicación de los miembros en los distintos niveles de dirección de un organismo es táctica. Este circuito no es reversible, en el sentido que la ubicación en un organismo no influye en la ubicación dentro del Movimiento. También es táctico el modo de operar de un organismo, siendo relativo a su lugar de emplazamiento. Bastará con que en su accionar no entre en colisión con el lineamiento estratégico, para que su libertad operativa sea completa.