El autoconocimiento tiende a que se amplíe la comprensión y el dominio que cada uno tiene de sí mismo, de un modo simple.

Tres son sus temas:

[ABC]
  • los centros de actividad del ser humano
  • los niveles de conciencia y
  • el comportamiento.
[/ABC]

El estudio de los centros permite diferenciar actividades que el ser humano realiza tratando primariamente de satisfacer sus necesidades y en su adaptación al medio.

Los niveles de conciencia, explican que esas actividades varían si está actuando la vigilia, el semisueño o el sueño y según las presiones de los ensueños.

Finalmente, el comportamiento aparece como una estructura en la que centros y medio la forman y la modifican, modulando ésta a su vez, las respuestas de los centros a las incitaciones del medio.

Así, con nuestros esquemas sobre centros, niveles y comportamiento, podemos organizar el siguiente cuadro de actividades.

Por supuesto, las cosas son enormemente más complejas.