Hay que tener en cuenta las raíces humanistas de todas las culturas para lograr la convergencia entre todas, convergencia donde cada cultura sienta un profundo respeto por las diferencias que todas las demás tienen con ella.

Se deben tener en cuenta los valores positivos individuales de las diferentes culturas. Estos valores se encuentran en las diferentes raíces culturales que aún sin ser llamadas humanistas presentan ideas que tienen que ver con:

  • La universalidad del ser humano.
  • El respeto por las diferencias.
  • El repudio a la violencia.
  • El rechazo a la guerra.
  • Todas estas ideas se pueden recuperar en todas las raíces culturales.