Si vamos a llevar un mensaje hacia el medio, será mejor que sepamos de que hablamos.

De qué vale tener organizado un montón de cosas, tener un barrido de trabajos, si en el global del Movimiento solo un 30% de la gente ha podido hacer algo de eso.

Habrá que simplificar todo y atenernos a la realidad que tenemos.

En los materiales que vamos produciendo vamos exponiendo ciertas ideas fundamentales. Esto no lo presentamos como «tratado».

Una cosa son las ideas y otra la experiencia que se tiene de esas ideas. Con las ideologías que han desaparecido, ¿qué le pasaba a aquél que hablaba de esas ideas? Cuando nosotros hablamos de trabajo interno, estamos hablando de modificación de enfoques, de comportamiento, de cambio de punto de vista.

Será conveniente, eso sí, cambiar una palabrita: la de trabajo interno por «experiencia personal».

La experiencia personal tiene que ser coherente y simétrica con el conjunto de ideas: vivencias ideologizadas o ideas experimentadas.

Los encuentros y retiros tienden a que la experiencia sea simétrica con el sistema de ideas.

En este trabajo de simplificación vamos a descartar un montón de cosas, todo lo que trabajemos personalmente tendríamos que exponerlo como ideas.

Así que si trabajamos con ensueños, núcleo de ensueño, etc., tendríamos que exponerlo como idea. De no hacerlo, ésto nos produce una asimetría y una desproporción.

Nos vamos llevando los temas de experiencia personal de la reunión semanal a los encuentros y retiros; y ocuparemos la reunión semanal para mejorar el esclarecimiento. Lo que pasa en las reuniones semanales es simétrico con lo que se hace en los encuentros y retiros.

Estamos hablando de formación de cuadros y de cómo se abre nuestro cuadro al mundo. Es necesario el esclarecimiento. No basta con la fé y con el entusiasmo.

En cuanto a reuniones, éstas se simplifican, ya que la experiencia personal se pasa a los encuentros y vamos dejando tiempo libre para lecturas, estudios, conversaciones y temas organizativos. El tema de la acción, que trabajábamos en la post-reunión, lo hacemos en la reunión.

A nuestras reuniones puede asistir cualquiera en cualquier momento, (pero no en un rol de supervisión). Que vea lo que hacemos y si no le gusta, que no vuelva.

La duración de la reunión es de una hora.

En general más que explicar cosas sobre el Movimiento o que la gente estudie nuestra historia y antecedentes, necesitamos que la gente conozca la opinión nuestra sobre las cosas, (sino es como si una Company explicara su organigrama interno y no sus productos). Hay que tirar la pelota hacia afuera. Necesitamos explicar cómo interpretar lo que pasa en el mundo y no tanto hablar del Movimiento.

Se está preparando un material de «Comentarios en torno a los temas doctrinarios del Movimiento» que estará listo para el 21 de Marzo (función encargada al Consejo Iota-Perseo y Omicron-Fenix) y que busca tomar los temas fundamentales, extenderlos y poner muchos ejemplos. Será un material en módulos y no secuencial, de manera que se pueda tomar cualquier parte de él y trabajarlo en una reunión como una unidad completa. No necesitamos modificar nuestro lenguaje, ni bajar el nivel de nuestro planteo; ésto no nos conviene. Vamos a estirar los temas y poner muchos ejemplos.

Mientras no contemos con este material, nos movemos con las cartas, (principalmente la n.4), «Contribuciones..» en sus partes más suaves y el Paisaje Humano. En cuanto a la experiencia personal, contamos con dos encuentros, que no están estructurados secuencialmente, vale decir puedes hacer cualquiera primero, o bien, varias veces cada uno. No tienen límites de participación y requisitos. Estos encuentros pueden ser numerosos (10, 20, o

200… sin límite de personas) y pueden ser para grupos heterogéneos u homogéneos (encuentro de experiencia pesonal para estudiantes, abogados, etc.)

Contamos también con dos retiros, uno para delegados de equipo y uno para delegados generales. De dos días cada uno, de manera de poder hacerlos en fines de semana facilitando las cosas a la gente.

No hay nada de distensión ni sicofísica, ni tanta cosa lúdica, ya que ellos no son puntos fundamentales de la doctrina. No se vaya a pensar que por ésto vamos a perder espíritu de cuerpo ya que éstos trabajos nunca se concibieron para eso.

Vamos a ver si podemos ahora que todo el Movimiento pase por esos trabajos. Esto es lo mínimo. Los que quieren hacer otras cosas, ahí están los libros y muchos otros trabajos, pero ésto es lo mínimo para nosotros.

Necesitamos que la gente tenga experiencias y las coteje con las ideas. Vamos simplificando y vamos ganando.