Sistema de registro interno mediante el cual un creyente orienta sus contenidos mentales en una dirección trascendente. La r. está muy ligada a la fe, pudiendo ésta orientarse de modo ingenuo, de modo fanático o destructivo, o de modo útil (desde el punto de vista de las referencias) en la relación con un mundo cuyos estímulos cambiantes o dolorosos tienden a la desestructuración (*) de la conciencia.

La r. no comporta necesariamente la creencia en la divinidad, tal es el caso de la mística budista originaria. Desde esa perspectiva se puede comprender la existencia de una «r. sin religión». Se trata, en todo caso, de una experiencia de «sentido» de los acontecimientos y de la vida humana. Tal experiencia no puede tampoco reducirse a una filosofía, a una sicología o, en general, a un sistema de ideas.